Archivo de la categoría: Acciones comunitarias

¿Y qué podrías hacer tú?

Te ofrecemos este material audiovisual para la reflexión personal o grupal sobre las personas que viven en situación de calle, una realidad que expresa más dramáticamente la exclusión social severa.

A continuación vas a encontrar unos vídeos. La entrada termina con un apartado de preguntas que pueden inspirar la reflexión.

La difícil situación de los sintecho frente al CORONAVIRUS

17 de marzo de 2020. El País

La pared invisible

Se recogen cuatro testimonios de personas afectadas por la diversidad y exclusión, que viven en situación de calle. Cuatro historias que representan vidas en las que interseccionan varias desigualdades de tipo racial, cultural, étnica, de origen migratorio, de clase o de género.

La perspectiva que muestra este vídeo está enfocada en la diversidad para mostrar una visión en base a sesgos inconscientes y prejuicios que están anclados en el imaginario social.

El objetivo de este vídeo es que esta nueva mirada pueda ayudar a evitar o reducir las consecuencias perjudiciales de desigualdad social, discriminación e injusticia que crean y favorecen la exclusión social y las violencias contra las personas sin hogar. En el relato de sus historias, los cuatro protagonistas del vídeo también nos dan a conocer cuáles son las etiquetas que les impiden construir su futuro.

De refugio a sin hogar

La nueva realidad de las migraciones, la llegada de personas a causa de conflictos, guerras, de países desestructurados social y económicamente,… han impactado directamente en la red de atención a personas sin hogar y de sus recursos.

Así, en los últimos años esta realidad de la llegada de personas migrantes ha ido creciendo hasta llegar al momento actual, en el que esta red es la que acoge y sustenta finalmente a toda persona que no es atendida desde otros ámbitos o redes.

No tener casa mata

Video realizado con testimonios de personas en situación de sinhogar en la Campaña 2021
en Madrid.

I, Daniel Blake (trailer)

Daniel Blake es un ensamblador de 59 años en el noroeste de Inglaterra que cae enfermo y requiere asistencia estatal. Mientras intenta superar los obstáculos burocráticos que le impiden conseguir esta asistencia, conoce a Katie, una madre soltera, que, para escapar de un albergue de personas sin hogar, debe mudarse a una residencia en un piso a más de 500 km.

Raval, raval… (trailer)

España. 2006. 91’. Dirección: Antoni Verdaguer
“Raval, Raval…” es una historia de ficción en clave documental sobre la vida cotidiana en el barrio del Raval de Barcelona. El punto de partida argumental son las pequeñas historias de sus habitantes. Estos fragmentos de realidad constituyen el relato de “Raval, Raval…”: una mirada sin prejuicios sobre el día a día en el corazón de Barcelona.

En construcción (trailer)

España. Dirección: José Luis Guerín. 130 min
En un barrio popular, amenazado por un plan de reforma, se emprende la construcción de un bloque de viviendas. La evolución de una construcción, desde que ese espacio es todavía un solar hasta su fase final, marca la vida de los habitantes del barrio.

Para la reflexión personal y en grupo

  • ¿Qué primeros sentimientos me surgen tras ver el vídeo/corto/trailer?
  • ¿Qué destacaría de su contenido? ¿Hay algo que me ha removido o hecho pensar?
  • ¿Cómo se presenta la realidad de las personas sin hogar en estos materiales audiovisuales?
  • ¿Se valoran los aspectos positivos? ¿Reflejan algo sobre los derechos de las personas sin hogar?
  • ¿Crees que la sociedad reconoce los derechos de todas las personas por igual? ¿Y los de las personas sin hogar?
  • ¿Qué sucede con el derecho a la vivienda? ¿Crees que la sociedad considera la vivienda como tal, como un derecho?
  • ¿Crees que las Administraciones garantizan el derecho a la vivienda? ¿Cómo podríamos conseguir como sociedad que se hiciera efectivo este derecho?
  • ¿Qué cosas concretas crees que podrían hacerse para que “Nadie Sin Hogar” fuese una realidad? Desde las Administraciones Públicas, desde las entidades sociales, desde los medios de comunicación, desde la ciudadanía en general… ¿qué podrías hacer tú?

Tiempo de la creación: “¿Una casa para todos? Renovando el Oikos de Dios”

El Tiempo de la Creación comenzó el pasado 1 de septiembre, con la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación, y termina el 4 de octubre, fiesta de San Francisco, el patrono de la ecología.

La actual crisis climática está acelerando la inestabilidad ecológica, provocando la pérdida de hábitats que son el hogar de millones de especies, incluyendo a los seres humanos cuyos hogares están en peligro debido a los conflictos, pérdidas y daños climáticos. Como personas de fe, estamos llamadas a labrar y cuidar el jardín de Dios, y a participar en la renovación de toda la Tierra habitada, para que la vida pueda florecer y todos puedan tener un hogar justo y sostenible.

Este año, los 2.300 millones de cristianos del mundo se unen en torno al tema “¿Una casa para todos? Renovando el Oikos de Dios”. “El tema del Tiempo de la Creación se centra en el hecho de que la Tierra pertenece a Dios, y cada amada criatura pertenece a este hogar común (cf. Salmo 24:1)”, dijo el Rev. Dr. Chad Rimmer, Presidente del Comité Directivo del Tiempo de la Creación Ecuménico y Ejecutivo de Programa para la Teología y la Práctica Luteranas de la Federación Luterana Mundial. “La palabra griega para “hogar” es oikos. Al basar nuestro tema en el concepto de hogar, apuntamos a la red integral de relaciones que sostienen el bienestar de la Tierra”.

La Iglesia Católica se sumó a esta iniciativa en 2015, año de publicación de la encíclica del papa Francisco Laudato Si’ sobre el cuidado de la casa común. Desde entonces,durante el Tiempo de la Creación, nos unimos a nuestras hermanas y hermanos de la familia ecuménica en oración y acción por nuestra casa común, para rezar y proteger la creación de Dios, para renovar nuestra relación con el Creador y toda la creación a través de la celebración, la conversión y el compromiso juntos.

El Papa Francisco y el Vaticano animan a los católicos a unirse al Tiempo de la Creación

En una carta, Monseñor Bruno-Marie Duffé, Secretario del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral del Vaticano, invitó calurosamente a la familia católica mundial a “unirse a la familia ecuménica para celebrar el Tiempo de la Creación«, la celebración anual de oración y acción por nuestra casa común. El Papa Francisco y el Vaticano vuelven a hacer un llamado a todos los católicos para que se unan al Tiempo de la Creación ecuménico. “Solicito humildemente su ayuda para promover este importante momento en sus parroquias y comunidades locales”, escribió Mons. Duffé.

Ayuda a cuidar de los más pequeños uniéndote hoy al Tiempo de la Creación

El símbolo de este año, la tienda de Abraham, representa nuestro compromiso de salvaguardar un lugar para todos los que comparten nuestra casa común, tal como hizo Abraham en el Libro del Génesis. Abraham y Sara abrieron su tienda para hacerla hogar para tres extraños, que resultaron ser los ángeles de Dios (Génesis 18). Al crear un hogar para ellos, su acto de hospitalidad radical se convirtió en una fuente de bendición para toda la tierra.

La tienda representa un lugar de resguardo o de refugio. Nos vincula con las personas sin hogar, refugiadas y todas aquellas que están en movimiento y desplazadas por los efectos del cambio climático.

¿Cuál es la invitación para este año?

  1. Colocar la tienda de Abraham en un jardín local como signo de hospitalidad para los excluidos.
  2. Rezar con y por los más vulnerables de la comunidad. La tienda también puede estar presente en las liturgias o eventos a lo largo del Tiempo de la Creación como símbolo de la intención de la comunidad de crear un hogar para todos.

Celebramos este Tiempo de la Creación, con el impulso y la alegría del Espíritu que nos convoca a los cristianos de todo el mundo para rezar y actuar por nuestra casa común y a anunciar el Evangelio de la Vida. Queda mucho trabajo por hacer para detener la crisis ecológica y la emergencia climática, pero el compromiso continuo y el surgimiento de cristianos de todo el mundo que se unen para cuidar de nuestra casa común nos infunde esperanza a todos.

Mayores cuidan de mayores

La preocupación de Cáritas Diocesana por el buen trato, se concreta, entre otras acciones, en afrontar la soledad y el aislamiento social de las personas mayores, tarea en la que el voluntariado, y en particular las personas mayores voluntarias, juegan un papel insustituible.

Por ello, las personas que forman parte de las Cáritas Parroquiales en el Arciprestazgo Oeste han querido realizar un gesto de reconocimiento a todos los voluntarios mayores que acompañan a personas mayores dentro del Programa «Envejecemos en común». Ellos, a pesar de todas las dificultades aparecidas con la pandemia, han seguido mostrando a los mayores el amor de un Padre que no abandona, a través de las llamadas continuas y alguna que otra visita.

El gesto ha tenido lugar el jueves 10 de junio al final de la Eucaristía de las 20.00 horas celebrada en la parroquia de San Vicente de Paúl, con la que concluyó el encuentro de fin de curso en el que han participado las personas voluntarias de las Cáritas Parroquiales y de las diferentes acciones sociales en el territorio del Arciprestazgo Oeste.

Estas son las palabras que una persona, en nombre de todos los agentes de Cáritas del Arciprestazgo, las dirigió:

Faela, Amalia, Ana, Eugenio, Vicente, Federico, Rosa, Luis, Natalio, Luisa y Juana, voluntarias y voluntarios del programa de mayores de Cáritas en el Arciprestazgo Oeste. Las personas mayores han sufrido mucho durante este tiempo de pandemia: muertes, enfermedad grave, deterioro por el aislamiento… Y vosotros, en nombre de Cáritas, en nombre de todas nuestras comunidades parroquiales, como personas de fe, habéis continuado acompañando a otras personas mayores que padecen una soledad sentida.

Por ello hoy queremos tener un gesto de agradecimiento hacia vosotros, y en vosotros, a todas las personas de Cáritas que han seguido mostrando el rostro samaritano de la Iglesia en nuestras parroquias durante este tiempo de pandemia.

¡GRACIAS! en mayúsculas, de parte de todos los que formamos esta comunidad arciprestal.

A continuación se les entregó un ejemplar de la Carta Apostólica «Con corazón de Padre» del Papa Francisco. Porque, ¡qué mejor referencia para estas personas voluntarias que San José!, ¡quién mejor guía para el buen trato que él!.

15 de junio: Día Mundial de toma de conciencia del abuso y maltrato en la vejez

El 15 de junio se conmemora el Día Mundial de la Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez, instituido por la Organización de las Naciones Unidas en el año 2011, con el objetivo de sensibilizar sobre la importancia de los derechos de las personas mayores, para que estas puedan disfrutar de una vida sin abusos, violencia y abandono.

Cuando hablamos de personas mayores no podemos obviar que estamos viviendo, en los países desarrollados y en vías de desarrollo, un importante incremento de la población de 65 o más años (en España se calcula que en el año 2050 esta población será del 33,2 % y de ≥ 80 del 11,4 % que representarían el 44 % de los mayores de 65 años) y que esto conllevará muchos aspectos a abordar, incluido el de los malos tratos.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el maltrato en la vejez se define como “un acto único o repetido que causa daño o sufrimiento a una persona de edad, o la falta de medidas apropiadas para evitarlo, que se produce en una relación basada en la confianza”. Apunta también la OMS que puede adoptar diversas formas, como el maltrato físico, psíquico, emocional o sexual, y el abuso de confianza en cuestiones económicas, y que también puede ser el resultado de la negligencia, sea esta intencional o no.

El abuso y el maltrato de cualquiera de estos tipos ha sido y es un tema tabú, aunque, poco a poco, comienza a visibilizarse. Antes, se ocultaban y se consideraban como un tema estrictamente privado y en la actualidad se van visibilizando, considerándose un problema de salud pública y social, ante el que debemos intervenir y denunciar cualquier actitud de vulneración de sus derechos y menosprecio a su dignidad.

Según un informe de la Organización Mundial de la Salud publicado en el año 2018, una de cada seis personas mayores sufren malos tratos en el mundo y el 33% de las personas mayores institucionalizadas es víctima de abusos.

En España, no existen demasiados estudios, ni de incidencia, ni de prevalencia, lo que no nos permite hacer una idea real del problema, por lo que la mayoría de los casos de maltrato y abusos siguen permaneciendo ocultos. Sin embargo, la  Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados (UDP) ha lanzado un nuevo indicador social por el que pretende acercar y dar a conocer este problema. Las cifras indican que entorno al 7 % de personas mayores viven situaciones de maltrato y una de cada seis han sufrido algún tipo de abuso, aunque esto puede ser solo la punta del iceberg.

Además, a todo esto habría añadir que durante la crisis sanitaria y social provocada por la pandemia del COVID-19, a las situaciones de temor, aislamiento y soledad,.. se ha unido su impacto en la salud, ya que las personas mayores han sido estigmatizadas por su edad, con limitaciones en la atención médica y en el acceso a los recursos sanitarios.

¿Cómo podemos prevenir el abuso y el maltrato contra las personas mayores?

Evidentemente, como sociedad tenemos la obligación moral de modificar la imagen negativa que tenemos de la vejez, acabando con los mitos, estereotipos y edadismos, con la creencia de que las personas mayores son una carga económica, social,… y promover, a través de la sensibilización y la formación, de los recursos para prevenir, identificar y denunciar  este tipo de situaciones.

En Cáritas Diocesana de Valladolid, concretamente, desde el Programa “Envejecemos en común”, seguimos promoviendo las actitudes positivas hacia las personas mayores, la humanización, el reconocimiento de su dignidad y sus derechos,  la atención centrada en la persona,  el desarrollo integral y el fomento de la toma de decisiones, acercándonos así al principal objetivo, el buen trato.

Y es que, como dijo el Papa Francisco: “Una sociedad que no respeta a sus mayores, es una sociedad que no tiene futuro”.

Las personas mayores hablan

Cáritas Diocesana de Valladolid da la palabra a las personas mayores

Las personas mayores han sido uno de los colectivos más afectados por la pandemia provocada por la COVID-19. Cáritas Diocesana de Valladolid ha querido dar voz a los mayores que participan en el programa “Envejecemos en común”.

La actividad se ha denominado “Las personas mayores hablan” y en esta ocasión se les ha ofrecido la posibilidad de narrar su experiencia durante estos meses. Diez personas mayores y un voluntario, también mayor, han aceptado el reto y han expresado de una manera sencilla lo que está suponiendo para ellos este tiempo, haciéndose en buena medida, portavoces de otros muchos más mayores.

Seguir leyendo Las personas mayores hablan