Archivo de la categoría: Voluntariado

Los voluntarios del Programa de «Personas Sin Hogar» dicen basta

Compartimos estos textos elaborados por algunos voluntarios y voluntarias del Programa de Personas Sin Hogar de Cáritas Diocesana de Valladolid. Desde su experiencia acompañando a estas personas, su relato puede ayudarnos a reflexionar sobre esta realidad.

No soy… soy… soy yo

No soy…
Un bulto en la acera.
No un residuo bajo el puente.
Ni un estorbo en tu camino, que evitas mirar y sorteas.
No soy la parte fea que la estética estropea
de tus jardines, ciudad…
Ni de tu puerta.

Soy…
Parte de tu realidad.
No invisible.
Aunque “no me verás”.

Soy yo…
No soy eso
que molesta tu conciencia
porque espanta tu tranquilidad.
Y si me miras sin juzgar
puede que te des cuenta
que un día…
puedes estar en mi lugar.

Marcelina, voluntaria en los desayunos y en la lavandería del Centro Lacort

¿Sin salida? Digamos basta. Nadie sin hogar.

Tengo ante mí el cartel que nos recuerda que nadie puede vivir sin hogar. Esto me lleva a realizar una pequeña reflexión que parte de mi propia experiencia vital.

Como religiosa que soy, tengo el privilegio de no carecer de vivienda. Comparto con mis hermanas de comunidad espacios sencillos y familiares, pero para mí, “mi casa” es y ha sido siempre “mi habitación”, ese pequeño espacio tranquilo, acogedor, personal y silencioso donde tengo mis cosas y realizo actividades que me gustan.

Creo que todas las personas necesitamos esas cuatro paredes que nos hacen sentir seguros, acogidos, sin peligro, a veces acompañados y otras en soledad. El estar en la calle sin cobijo nos hace vulnerables, desprotegidos, expuestos a peligros, con la sensación de no ser nadie, de no pertenecer a ningún lugar porque la calle es demasiado impersonal. Todos necesitamos el hogar que nos protege y acoge.

Luchemos para que haya “UNA SALIDA” y nadie se quede sin hogar. Digamos ¡BASTA!, y que esto no nos sea indiferente. Las personas que viven en la calle son nuestros hermanos, no los hagamos invisibles.

Pilar Olmedo CCV, voluntaria en los desayunos del Centro Lacort

Contemplación por la creación: una mirada a la Tierra

1.- Introducción: ¿En qué consiste?

El Tiempo de la Creación es un momento maravilloso para reflexionar sobre cómo nuestros estilos de vida afectan el medio ambiente y para comprometernos a vivir de forma sostenible. La buena noticia es que la elección de vivir este nuevo estilo, aun con pequeñas acciones, produce una gran diferencia y una enorme felicidad.

Durante este Tiempo de la Creación (del 1 de septiembre al 4 de octubre), considera la posibilidad de contemplar algo de tu ecología local. Este es un ejercicio que puedes elegir hacer solo o en grupo siguiendo las recomendaciones sanitarias que las autoridades competentes realicen en el momento en el que vayas a realizarlo.

Seguir leyendo Contemplación por la creación: una mirada a la Tierra

Concluye con éxito el Campo de Trabajo Joven 2021

Con el fondo musical de la canción de Jarabe de Palo “Eso que tú me das” (https://youtu.be/hE6CsyWv8Zs) celebraban la última sesión de reflexión las participantes en el primer Campo de Trabajo Joven de Cáritas Diocesana de Valladolid.

El lugar de encuentro, el Centro Social de La Milagrosa, una de las acciones solidarias en las que han participado Isabel, Irene y Cayetana, mientras Carmen, Aroa y Bikiltu lo hacían en un Campamento Urbano en el Barrio España. Jaime y Nerea, por diferentes razones, no llegaron a incorporarse.

Una experiencia positiva

Las palabras de una de ellas expresan muy bien el sentir de todo el grupo: «Ha sido una experiencia increíble. Deseo que más jóvenes puedan vivir esta oportunidad de conocer otra realidad».

El equipo responsable de esta acción de Cáritas Diocesana de Valladolid coincidía en que ha sido un éxito, a pesar de que no han faltado las dificultades, la más importante relacionada con la COVID-19, y que son muchas las cosas que se pueden mejorar para la edición del próximo verano, en la que se pondrán a trabajar inmediatamente. Mejoras en las que cuentan además con las propuestas de las mismas participantes, tanto en lo que a la convocatoria se refiere como en cuanto al mismo desarrollo del Campo de Trabajo.

Seguir leyendo Concluye con éxito el Campo de Trabajo Joven 2021

La esperanza también juega

Descubrir a Siro López es descubrir arte, comunicación, creatividad, humanidad. Expone los derechos humanos a través de sus pinturas y fotografías mostrando a niños del mundo que juegan con su miseria y fragilidad, mendigando para vivir y rastreando basureros y chabolas, subsistiendo contra natura.

Imagen de Siro López

Breve reflexión

Todos tenemos derecho a disfrutar de ambientes limpios y saneados, con espacios agradables. Para ello, debemos colaborar en mejorar nuestro entorno con creatividad y respeto: crear espacios saludables en nuestras ciudades y pueblos, ser coherentes con la educación en nuestros hogares y colegios, aspirar a colaborar con un mundo sostenible y equilibrado, mejorando nuestra manera de vivir.

Tenemos que encontrar la esencia de educar y la aventura del saber, detectar las violencias silenciadas, vivir y contemplar nuestro planeta, educar en libertad y transparencia. Todo esto nos puede hacer pensar: ¿Quiénes somos y a dónde queremos llegar?

Nuestro proyecto evangelizador se basa en las bienaventuranzas. No podemos construir espacios solidarios si no somos transparentes y comprometidos con lo que creemos. Nos urge relacionarnos y encontrarnos con ese mundo de exclusión, donde la diversidad sea un regalo y debemos apostar por la igualdad de género. Ser honesto, y si te veo desde el otro lado, saldré al encuentro y te daré todo lo que mereces.

“Es importante ser compañeros en el sufrimiento y en el consuelo. Nos dais firmes motivos de esperanza, pues sabemos que, si sois compañeros en el sufrir, también lo sois en el buen camino.” (2 Corintios 1, 7)

Nos preparamos para acompañar y estar, para educar con signos de permanencia e igualdad, sin temores, y buscando al unísono un mundo abierto, reconociendo los dones de Dios y su plan de salvación.

“Cuando hablo de la dignidad del pueblo, me refiero a esa conciencia que surge del “alma” del pueblo, de su manera de mirar el mundo. ¿De dónde viene esa dignidad?, ¿nace acaso de su riqueza, de sus victorias en la guerra?. Estos logros pueden ser motivo de orgullo o incluso de soberbia. Pero la dignidad de un pueblo, incluso del pueblo más pobre, más afligido y más esclavizado, nace de la cercanía de Dios. Son el amor y la cercanía de Dios los que confieren dignidad y lo levantan en todo momento, ofreciéndole un horizonte de esperanza.” (Soñemos juntos. Papa Francisco)

Para pensar

  • ¿Hay esperanza para los derechos humanos en nuestra sociedad? ¿Y para los derechos de los niños?
  • ¿Cómo anda tu vida de esperanza hoy?
  • ¿Piensas que la esperanza puede ser el motor para avanzar hacia un futuro mejor? ¿Crees que es un valor que debería acompañar a las personas siempre?
  • Ante las dificultades que se presentan en la vida, ¿te cuesta mantener la esperanza? ¿por qué?. ¿En quiénes te apoyas para no perder la esperanza?
  • ¿Cómo canalizas las situaciones difíciles? ¿Tratas de pensar en el sentido de lo que te pasa y lo sabes encajar con esperanza?

Mayores cuidan de mayores

La preocupación de Cáritas Diocesana por el buen trato, se concreta, entre otras acciones, en afrontar la soledad y el aislamiento social de las personas mayores, tarea en la que el voluntariado, y en particular las personas mayores voluntarias, juegan un papel insustituible.

Por ello, las personas que forman parte de las Cáritas Parroquiales en el Arciprestazgo Oeste han querido realizar un gesto de reconocimiento a todos los voluntarios mayores que acompañan a personas mayores dentro del Programa «Envejecemos en común». Ellos, a pesar de todas las dificultades aparecidas con la pandemia, han seguido mostrando a los mayores el amor de un Padre que no abandona, a través de las llamadas continuas y alguna que otra visita.

El gesto ha tenido lugar el jueves 10 de junio al final de la Eucaristía de las 20.00 horas celebrada en la parroquia de San Vicente de Paúl, con la que concluyó el encuentro de fin de curso en el que han participado las personas voluntarias de las Cáritas Parroquiales y de las diferentes acciones sociales en el territorio del Arciprestazgo Oeste.

Estas son las palabras que una persona, en nombre de todos los agentes de Cáritas del Arciprestazgo, las dirigió:

Faela, Amalia, Ana, Eugenio, Vicente, Federico, Rosa, Luis, Natalio, Luisa y Juana, voluntarias y voluntarios del programa de mayores de Cáritas en el Arciprestazgo Oeste. Las personas mayores han sufrido mucho durante este tiempo de pandemia: muertes, enfermedad grave, deterioro por el aislamiento… Y vosotros, en nombre de Cáritas, en nombre de todas nuestras comunidades parroquiales, como personas de fe, habéis continuado acompañando a otras personas mayores que padecen una soledad sentida.

Por ello hoy queremos tener un gesto de agradecimiento hacia vosotros, y en vosotros, a todas las personas de Cáritas que han seguido mostrando el rostro samaritano de la Iglesia en nuestras parroquias durante este tiempo de pandemia.

¡GRACIAS! en mayúsculas, de parte de todos los que formamos esta comunidad arciprestal.

A continuación se les entregó un ejemplar de la Carta Apostólica «Con corazón de Padre» del Papa Francisco. Porque, ¡qué mejor referencia para estas personas voluntarias que San José!, ¡quién mejor guía para el buen trato que él!.