Archivo de la categoría: Voluntariado

Contemplación por la creación: una mirada a la Tierra

1.- Introducción: ¿En qué consiste?

El Tiempo de la Creación es un momento maravilloso para reflexionar sobre cómo nuestros estilos de vida afectan el medio ambiente y para comprometernos a vivir de forma sostenible. La buena noticia es que la elección de vivir este nuevo estilo, aun con pequeñas acciones, produce una gran diferencia y una enorme felicidad.

Durante este Tiempo de la Creación (del 1 de septiembre al 4 de octubre), considera la posibilidad de contemplar algo de tu ecología local. Este es un ejercicio que puedes elegir hacer solo o en grupo siguiendo las recomendaciones sanitarias que las autoridades competentes realicen en el momento en el que vayas a realizarlo.

Una contemplación es un modo de mirar un objeto o de estar en oración tranquila. Por medio de preguntas, se te invita a reflexionar sobre la presencia de Dios y sobre la bondad de lo que contemplas.

Elige un espacio natural o rural para contemplar, como por ejemplo: un bosque, un río, un campo de cultivo, la cima de una colina, una calle de la ciudad con un espacio natural, un parque urbano… Encuentra un lugar cómodo para descansar en o cerca de este lugar. Entra en oración de una manera que sea natural para ti. Respira tranquilamente y contempla, seguro que la naturaleza te ayuda a abrir los ojos de tu corazón. Cuando sientas que es el momento, pasa al tiempo de reflexión personal.

2.- Para la reflexión personal

1. HAZTE CONSCIENTE de la presencia de Dios en el lugar natural o rural que estás contemplando.

¿Cómo está Dios presente en este lugar? ¿Cómo te sientes sabiendo que tú, perteneces a este lugar, estás hecho del mismo carbono, respiras el mismo aire, te nutres de los mismos ciclos y procesos de vida?

2. REFLEXIONA con gratitud sobre los ciclos ecológicos de este lugar y por todo lo que te regala.

¿Qué ciclos de nutrientes son sostenidos por este lugar? ¿Es esta una cuenca que filtra el agua? ¿Es una pradera o un campo que fija el nitrógeno? ¿Es este un espacio verde que absorbe CO2 y limpia el aire? ¿Qué plantas, animales, microbios y minerales se refugian aquí? ¿Cómo sirven a toda la Tierra en su ser? Por todo lo que este lugar proporciona, deja que un sentimiento de gratitud te llene.

3. PRESTA ATENCIÓN a lo que sientes al contemplar la fragilidad, la salud y el bienestar de este sitio.

¿Este ecosistema está saludable? ¿En qué riesgo de enfermedad está este ecosistema? ¿Cuáles son las claves para mantener el equilibrio y el balance de este lugar? ¿Qué nichos y diversidad deben ser protegidos para mantener la salud de este hábitat? ¿Cuáles son las fuentes de estrés que amenazan el equilibrio de este ecosistema en particular? ¿Cómo te sientes cuando consideras la fragilidad de la vida que depende de la salud de este lugar? ¿Cuál es tu efecto sobre este equilibrio?

4. ELIGE UNA CARACTERÍSTICA DEL LUGAR Y REZA por ella, por su descanso y por su renovación.

Cuando consideras las formas en que este lugar está bajo estrés, ¿qué necesita para el descanso, la restauración y la renovación? ¿Qué necesita ser conservado para que este sitio se cure a sí mismo? ¿Qué características necesitan ser reclamadas? Reza por este sitio, y la sabiduría para cuidarlo.

5. REVISA TUS RESPUESTAS y mira dentro de ti.

Basándose en tu examen, ¿cómo te identificas con este lugar y con los seres vivos que lo habitan? ¿Qué requiere ser cuidado de este lugar? ¿Qué puedes hacer para contribuir a mejorar la salud de este sitio? ¿Qué hay de ti en este lugar?

6. TIEMPO DE LA CREACIÓN… TIEMPO PARA LA ACCIÓN. Cerca de ti, en tu vida, también hay seres que te necesitan.

¿Qué persona o personas quieres traer a este momento? Cierra los ojos y siente que está aquí contigo, dialoga con ella, muéstrala tu preocupación por su situación, dedícala tiempo y… después, cuando vuelvas a tu casa: ¿por qué no enviarla un Whatsapp, llamarla, quedar con ella, visitarla…?

Párate a pensar cómo puedes llevar a la práctica todo lo pensado y soñado a lo largo de este rato. Haz un compromiso concreto de cambio de estilo de vida.

3.- Para rezar: la oración que inspiró la Laudato Si´

EL CÁNTICO DE LAS CRIATURAS (SAN FRANCISCO DE ASÍS)

Altísimo y omnipotente buen Señor,
tuyas son las alabanzas, la gloria y el honor y toda bendición.

A ti solo, Altísimo, te convienen
y ningún hombre es digno de nombrarte.

Alabado seas, mi Señor, en todas tus criaturas,
especialmente en el hermano sol,
por quien nos das el día y nos iluminas.

Y es bello y radiante con gran esplendor,
de ti, Altísimo, lleva significación.

Alabado seas, mi Señor, por la hermana luna y las estrellas,
en el cielo las formaste claras y preciosas y bellas.

Alabado seas, mi Señor, por el hermano viento
y por el aire y la nube y el cielo sereno y todo tiempo,
por todos ellos a tus criaturas das sustento.

Alabado seas, mi Señor por la hermana Agua,
la cual es muy humilde, preciosa y casta.

Alabado seas, mi Señor, por el hermano fuego,
por el cual iluminas la noche,
y es bello y alegre y vigoroso y fuerte.

Alabado seas, mi Señor, por la hermana nuestra madre tierra,
la cual nos sostiene y gobierna
y produce diversos frutos con coloridas flores y hierbas.

Alabado seas, mi Señor, por aquellos que perdonan por tu amor,
y sufren enfermedad y tribulación;
bienaventurados los que las sufran en paz,
porque de ti, Altísimo, coronados serán.

Alabado seas, mi Señor, por nuestra hermana muerte corporal,
de la cual ningún hombre viviente puede escapar.

Ay de aquellos que mueran en pecado mortal.

Bienaventurados a los que encontrará en tu santísima voluntad
porque la muerte segunda no les hará mal.

Alaben y bendigan a mi Señor
y denle gracias y sírvanle con gran humildad…

NOTA A LA ORACIÓN: Se puede rezar todos juntos o cada persona un párrafo, uniéndose todos en el párrafo final. Si la experiencia se realiza en grupo, antes de rezar esta oración juntos, se puede dejar un momento de silencio en el que quien lo desee exprese muy brevemente, su motivo de gratitud (punto 2 de la reflexión personal) y su compromiso de cambio de vida (punto 6 de la reflexión personal)

4.- No olvidar….

Hacer una fotografía para compartir por las redes sociales con el hashtag #TiempoDeLaCreación mencionando y/o etiquetando la cuenta oficial de Cáritas Diocesana de Valladolid: @cadiocva. Si no tienes cuenta en ninguna red social, puedes enviarnos tu foto al correo electrónico comunicacion@caritasvalladolid.es con alguna frase para acompañarla y nosotros nos encargamos de difundirla. Y recuerda, el Tiempo de la Creación termina el 4 de octubre.

Concluye con éxito el Campo de Trabajo Joven 2021

Con el fondo musical de la canción de Jarabe de Palo “Eso que tú me das” (https://youtu.be/hE6CsyWv8Zs) celebraban la última sesión de reflexión las participantes en el primer Campo de Trabajo Joven de Cáritas Diocesana de Valladolid.

El lugar de encuentro, el Centro Social de La Milagrosa, una de las acciones solidarias en las que han participado Isabel, Irene y Cayetana, mientras Carmen, Aroa y Bikiltu lo hacían en un Campamento Urbano en el Barrio España. Jaime y Nerea, por diferentes razones, no llegaron a incorporarse.

Una experiencia positiva

Las palabras de una de ellas expresan muy bien el sentir de todo el grupo: «Ha sido una experiencia increíble. Deseo que más jóvenes puedan vivir esta oportunidad de conocer otra realidad».

El equipo responsable de esta acción de Cáritas Diocesana de Valladolid coincidía en que ha sido un éxito, a pesar de que no han faltado las dificultades, la más importante relacionada con la COVID-19, y que son muchas las cosas que se pueden mejorar para la edición del próximo verano, en la que se pondrán a trabajar inmediatamente. Mejoras en las que cuentan además con las propuestas de las mismas participantes, tanto en lo que a la convocatoria se refiere como en cuanto al mismo desarrollo del Campo de Trabajo.

Seguir leyendo Concluye con éxito el Campo de Trabajo Joven 2021

La esperanza también juega

Descubrir a Siro López es descubrir arte, comunicación, creatividad, humanidad. Expone los derechos humanos a través de sus pinturas y fotografías mostrando a niños del mundo que juegan con su miseria y fragilidad, mendigando para vivir y rastreando basureros y chabolas, subsistiendo contra natura.

Imagen de Siro López

Breve reflexión

Todos tenemos derecho a disfrutar de ambientes limpios y saneados, con espacios agradables. Para ello, debemos colaborar en mejorar nuestro entorno con creatividad y respeto: crear espacios saludables en nuestras ciudades y pueblos, ser coherentes con la educación en nuestros hogares y colegios, aspirar a colaborar con un mundo sostenible y equilibrado, mejorando nuestra manera de vivir.

Tenemos que encontrar la esencia de educar y la aventura del saber, detectar las violencias silenciadas, vivir y contemplar nuestro planeta, educar en libertad y transparencia. Todo esto nos puede hacer pensar: ¿Quiénes somos y a dónde queremos llegar?

Nuestro proyecto evangelizador se basa en las bienaventuranzas. No podemos construir espacios solidarios si no somos transparentes y comprometidos con lo que creemos. Nos urge relacionarnos y encontrarnos con ese mundo de exclusión, donde la diversidad sea un regalo y debemos apostar por la igualdad de género. Ser honesto, y si te veo desde el otro lado, saldré al encuentro y te daré todo lo que mereces.

“Es importante ser compañeros en el sufrimiento y en el consuelo. Nos dais firmes motivos de esperanza, pues sabemos que, si sois compañeros en el sufrir, también lo sois en el buen camino.” (2 Corintios 1, 7)

Nos preparamos para acompañar y estar, para educar con signos de permanencia e igualdad, sin temores, y buscando al unísono un mundo abierto, reconociendo los dones de Dios y su plan de salvación.

“Cuando hablo de la dignidad del pueblo, me refiero a esa conciencia que surge del “alma” del pueblo, de su manera de mirar el mundo. ¿De dónde viene esa dignidad?, ¿nace acaso de su riqueza, de sus victorias en la guerra?. Estos logros pueden ser motivo de orgullo o incluso de soberbia. Pero la dignidad de un pueblo, incluso del pueblo más pobre, más afligido y más esclavizado, nace de la cercanía de Dios. Son el amor y la cercanía de Dios los que confieren dignidad y lo levantan en todo momento, ofreciéndole un horizonte de esperanza.” (Soñemos juntos. Papa Francisco)

Para pensar

  • ¿Hay esperanza para los derechos humanos en nuestra sociedad? ¿Y para los derechos de los niños?
  • ¿Cómo anda tu vida de esperanza hoy?
  • ¿Piensas que la esperanza puede ser el motor para avanzar hacia un futuro mejor? ¿Crees que es un valor que debería acompañar a las personas siempre?
  • Ante las dificultades que se presentan en la vida, ¿te cuesta mantener la esperanza? ¿por qué?. ¿En quiénes te apoyas para no perder la esperanza?
  • ¿Cómo canalizas las situaciones difíciles? ¿Tratas de pensar en el sentido de lo que te pasa y lo sabes encajar con esperanza?

Mayores cuidan de mayores

La preocupación de Cáritas Diocesana por el buen trato, se concreta, entre otras acciones, en afrontar la soledad y el aislamiento social de las personas mayores, tarea en la que el voluntariado, y en particular las personas mayores voluntarias, juegan un papel insustituible.

Por ello, las personas que forman parte de las Cáritas Parroquiales en el Arciprestazgo Oeste han querido realizar un gesto de reconocimiento a todos los voluntarios mayores que acompañan a personas mayores dentro del Programa «Envejecemos en común». Ellos, a pesar de todas las dificultades aparecidas con la pandemia, han seguido mostrando a los mayores el amor de un Padre que no abandona, a través de las llamadas continuas y alguna que otra visita.

El gesto ha tenido lugar el jueves 10 de junio al final de la Eucaristía de las 20.00 horas celebrada en la parroquia de San Vicente de Paúl, con la que concluyó el encuentro de fin de curso en el que han participado las personas voluntarias de las Cáritas Parroquiales y de las diferentes acciones sociales en el territorio del Arciprestazgo Oeste.

Estas son las palabras que una persona, en nombre de todos los agentes de Cáritas del Arciprestazgo, las dirigió:

Faela, Amalia, Ana, Eugenio, Vicente, Federico, Rosa, Luis, Natalio, Luisa y Juana, voluntarias y voluntarios del programa de mayores de Cáritas en el Arciprestazgo Oeste. Las personas mayores han sufrido mucho durante este tiempo de pandemia: muertes, enfermedad grave, deterioro por el aislamiento… Y vosotros, en nombre de Cáritas, en nombre de todas nuestras comunidades parroquiales, como personas de fe, habéis continuado acompañando a otras personas mayores que padecen una soledad sentida.

Por ello hoy queremos tener un gesto de agradecimiento hacia vosotros, y en vosotros, a todas las personas de Cáritas que han seguido mostrando el rostro samaritano de la Iglesia en nuestras parroquias durante este tiempo de pandemia.

¡GRACIAS! en mayúsculas, de parte de todos los que formamos esta comunidad arciprestal.

A continuación se les entregó un ejemplar de la Carta Apostólica «Con corazón de Padre» del Papa Francisco. Porque, ¡qué mejor referencia para estas personas voluntarias que San José!, ¡quién mejor guía para el buen trato que él!.

15 de junio: Día Mundial de toma de conciencia del abuso y maltrato en la vejez

El 15 de junio se conmemora el Día Mundial de la Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez, instituido por la Organización de las Naciones Unidas en el año 2011, con el objetivo de sensibilizar sobre la importancia de los derechos de las personas mayores, para que estas puedan disfrutar de una vida sin abusos, violencia y abandono.

Cuando hablamos de personas mayores no podemos obviar que estamos viviendo, en los países desarrollados y en vías de desarrollo, un importante incremento de la población de 65 o más años (en España se calcula que en el año 2050 esta población será del 33,2 % y de ≥ 80 del 11,4 % que representarían el 44 % de los mayores de 65 años) y que esto conllevará muchos aspectos a abordar, incluido el de los malos tratos.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el maltrato en la vejez se define como “un acto único o repetido que causa daño o sufrimiento a una persona de edad, o la falta de medidas apropiadas para evitarlo, que se produce en una relación basada en la confianza”. Apunta también la OMS que puede adoptar diversas formas, como el maltrato físico, psíquico, emocional o sexual, y el abuso de confianza en cuestiones económicas, y que también puede ser el resultado de la negligencia, sea esta intencional o no.

El abuso y el maltrato de cualquiera de estos tipos ha sido y es un tema tabú, aunque, poco a poco, comienza a visibilizarse. Antes, se ocultaban y se consideraban como un tema estrictamente privado y en la actualidad se van visibilizando, considerándose un problema de salud pública y social, ante el que debemos intervenir y denunciar cualquier actitud de vulneración de sus derechos y menosprecio a su dignidad.

Según un informe de la Organización Mundial de la Salud publicado en el año 2018, una de cada seis personas mayores sufren malos tratos en el mundo y el 33% de las personas mayores institucionalizadas es víctima de abusos.

En España, no existen demasiados estudios, ni de incidencia, ni de prevalencia, lo que no nos permite hacer una idea real del problema, por lo que la mayoría de los casos de maltrato y abusos siguen permaneciendo ocultos. Sin embargo, la  Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados (UDP) ha lanzado un nuevo indicador social por el que pretende acercar y dar a conocer este problema. Las cifras indican que entorno al 7 % de personas mayores viven situaciones de maltrato y una de cada seis han sufrido algún tipo de abuso, aunque esto puede ser solo la punta del iceberg.

Además, a todo esto habría añadir que durante la crisis sanitaria y social provocada por la pandemia del COVID-19, a las situaciones de temor, aislamiento y soledad,.. se ha unido su impacto en la salud, ya que las personas mayores han sido estigmatizadas por su edad, con limitaciones en la atención médica y en el acceso a los recursos sanitarios.

¿Cómo podemos prevenir el abuso y el maltrato contra las personas mayores?

Evidentemente, como sociedad tenemos la obligación moral de modificar la imagen negativa que tenemos de la vejez, acabando con los mitos, estereotipos y edadismos, con la creencia de que las personas mayores son una carga económica, social,… y promover, a través de la sensibilización y la formación, de los recursos para prevenir, identificar y denunciar  este tipo de situaciones.

En Cáritas Diocesana de Valladolid, concretamente, desde el Programa “Envejecemos en común”, seguimos promoviendo las actitudes positivas hacia las personas mayores, la humanización, el reconocimiento de su dignidad y sus derechos,  la atención centrada en la persona,  el desarrollo integral y el fomento de la toma de decisiones, acercándonos así al principal objetivo, el buen trato.

Y es que, como dijo el Papa Francisco: “Una sociedad que no respeta a sus mayores, es una sociedad que no tiene futuro”.